Web de Ulla Umia Lerez

Tras la cuadratura del círculo......

Tras la cuadratura del círculo......

Imprimir
Jueves 17 de Marzo de 2016 00:00

Hace unos meses publicámos en esta sección una reflexión que titulábamos "la cuadratura del Círculo". En ella hablábamos de un nuevo péptido, actualmente en fase de ensayo en USA (Fase iI en el síndrome de Rett) y Fase III en el síndrome Frágil x. Ese pequeño péptido derivado de IGF-I se genera por rotura enzimática de la molécula madre en las neuronas y juega, al parecer, un pape  clave en la reparación del daño cerebral, tanto genético como adquirido (Rett, equivalente en las niñas del autismo, y frágil X, la causa más frecuente de profundo retraso mental).  En el caso del síndrome de Rett se trata de una enfermedad rara, que ocupa el segundo lugar tras el síndrome de Down, como causa genética de una serie de problemas en las niñas, tales como incomunicación severa, discapacides motoras y epilepsia. El síndrome de Rett es causado por mutaciones en el cromosoma X de un gen llamado MECP2. En este gen pueden producirse hasta 200 mutaciones diferentes que interfieren con la capacidad de formar una proteína normal. El síndrome de Rett golpea a todos los grupos étnicos y se da en todo el mundo en aproximadamente 1 de cada 10.000 recién nacidos.

Bien, pues, como decíamos hace unos meses, parece que este grave problema al igual que otros (traumatismo cráneo-encefálico incluído) pronto va a tener solución; así lo indican los resultados ya presentados de los ensayos clínicos en realización.

Pero el objetivo de este artículo no era éste. Desde hace ya más de 4 años venimos trabajando en el laboratorio, con GPE, ese péptido derivado de IGF-I. en ensayos celulares de herida-cicatrización, en astrocitos embrionarios de ratón. Los resultados obtenidos son espectaculares, han sido presentados a numerosos congresos nacionales e internacionales, trabajos de fin de master, pronto serán publicados y serán el objeto de la Tesis Doctoral de Cristina Almengló. A lo largo de estos años hemos mantenido también una fluida comunicación con el Director Científico de la Farmacéutica neozelandesa, que ha transformado el GPE en un compuesto fácil de administrar por vía oral.

Y ahora, ayer mismo, hemos contactado con la Dra. Jian Guan, descubridora del GPE, quien amablemente aceptó el venir a Santiago en la primera quincena de Julio, invitada por Foltra, a dar una conferencia sobre este pequeño péptido tan apasionante que, sin duda, va a revolucionar los tratamientos del daño cerebral.

Jesús Devesa